Fiestas y bodas, todo sobre bodas
 

 
  Luna de miel  
           

 

    
 

Hoy día la luna de miel se funde con el viaje de novios. Parece como si después del viaje de novios, la Luna de miel terminara. La frase viene de los países nórdicos, en donde a los recién casados de se les dotaba de vino y de miel, o bien de un licor elaborado con ambos productos, para  28 días.

Durante un mes lunar, es decir 28 días,  los novios solo tomaban este alimento que les proporcionaría salud, fertilidad e hijos fuertes y sanos. Para no perder la cuenta, contraían matrimonio con la luna llena y así estarían hasta que volviera de nuevo esa fase de la luna.  Volviendo a lo que significa en la actualidad, el Viaje de Luna de Miel, la pareja debe planificar con suficiente antelación este especial viaje:  Vale la pena hacer un esfuerzo económico y realizar el viaje que siempre se ha soñado o deseado,  pues posiblemente no se presente otra oportunidad para hacerlo de una forma relajada y sin demasiadas preocupaciones.

Es recomendable dejarse aconsejar por una buena agencia de viajes, pues seguro que nos informarán de detalles y nos ayudarán a tomar la decisión final con una información mucho más documentada que la nuestra. Es muy importante, no obstante, que adaptemos la fecha de la boda al  periodo de buen tiempo en el lugar que queramos visitar o viceversa, es decir que escojamos un lugar en donde en la fecha del viaje hay periodo de buen tiempo.

 
     
 

 <<< INICIO>>>